Perfil

Mi foto

Inevitables son aquellas cosas como suculentos son aquellos hechos que regeneraron dichas cosas.                              

Seguidores

Túnel mortal


Túnel mortal:


Me sentía cansada y me tumbé en la cama, cerré mis ojos sin dormir, sólo para descansar. Al instante noté unas manos peinar mi cabello dorado y recorrer con caricias mi cuerpo con aceite de perfumes a flores. Vi un círculo oscuro, en el centro de una luz fuerte que proyectaba escenas de vivencias, de épocas felices. ‘’Soy yo de niña jugando’’ –Me dije- Sentí paz, mucha calma, me gustó lo que vi, seguí las escenas, no podía apartar la mirada.
Me dejé acariciar por aquellas manos a un tacto suave en mi cabello y en mi cuerpo. Ese olor a flores perduró en mi instancia durante un efímero tiempo, fue agradable, me deleito, me sentí tan bien que hasta hoy pienso que si fue un sueño no hubiese querido despertar.
Me lo pregunte ¿Estoy soñando? Es un sueño, pero no estoy dormida, ¿Qué es? Defino el latir de mi corazón como se va apagando lentamente. ¿Es quizás esto la muerte? No temo mi muerte, reflexionó. -Es una pesadilla agradable- ¡Qué delicia morirse así…! En fin… Por un intervalo quise  morir pero por un momento me invadió el miedo del mortal ¿Por qué? Quise despertar para volverte a ver.
Pretendí incorporarme y no podía moverme, ni abrir mis ojos, ni escuchar el latido de mi corazón, ni atendía nada alrededor que indicará que estaba en mi instancia, no sentía la vida y temí, así tal cual. Las imágenes acosaban proyectando en esa luz potente en el centro de la oscuridad, las manos peinándome y unas voces susurraban ‘’no puedes volver’’. ¿Qué…? ¿Qué ocurre? ¡Dejadme! –Grite-. 
EvaBSanZ

6 comentarios:

  1. creo que la protagonista se durmió de todas maneras por un corto lapso de tiempo llegando a soñar en ese breve espacio y que al despertar y estar consciente de ello, un espíritu tenía el dominio de su cuerpo impidiéndole todo movimiento.

    ella sentía manos que la peinaban al tiempo que le susurraban voces. yo tan sólo sentía que alguien a quien no veía, me respiraba en la cara.

    un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva... Difícil saber si era un sueño, o algo mas profundo, en cualquier caso si estaba en brazos de Morfeo, el placer era infinito como la muerte...
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
  3. En tí pongo mi alma

    Dios lo esperaba al final del camino y se llamó muerte. No había nada más dulce que entregar su vida para la eterna felicidad y esa eternidad se llamaba paraíso...
    Juan estaba cargado de miedos para no enfermar, por no encontrarse cara a cara con la muerte, pero la muerte lo esperó en algún punto de su camino. La muerte era bella y con su canto embelesaba a quién la escuchara...¿Cómo te llamas?-- Le preguntó a la muerte mientras lo abrazaba desnudándole el alma---Soy tu Diós _le respondió la muerte_ He pasado años y años cuidándome para no encontrarte y ahora me pareces agradable ---le dijo Juan---
    La muerte con dulzura extrajo su alma del cuerpo y el cuerpo inerte cayó al suelo como fruta vana...Juan pidió morir más veces y Diós, con una sonrisa se lo llevó...

    ResponderEliminar
  4. Hi Eva,
    Your poem is very interesting and beautiful.
    I wish you a nice weekend.

    ResponderEliminar
  5. Terrible, precioso y maravillosamente cruel, Eva. Así me siento muchas veces ... no obstante cuando abro los ojos ... al rato, remite.
    Un abrazo mi especial y bella poetisa.

    ResponderEliminar