Perfil

Mi foto

Inevitables son aquellas cosas como suculentos son aquellos hechos que regeneraron dichas cosas.                              

Seguidores

Celestina


Celestina:


Tengo un gato en mi tejado y una semejante estupidez la mía, si pienso a ojos vendados en una tercera de fusil cargado a manchas oscuras.
El hambre es poca cosa en la boca del pobre infortunio – Reflexiono- ¿Si los víveres escasean y provocan nos colocan a ser como una roca?
Mi abuelo pasó una guerra inopinada y la hambruna por su casa antes que llegara. Hoy refuerzo su memoria y de señal más me vale que me valga.
¡Prepara el pan para mañana bienvenida que el ayuno nos cobija! ¿Maúlla un gato en mi tejado o equivocan mis tripas como lagarto?
EvaBSanZ


7 comentarios:

  1. me has hecho recordar a henry miller cuando él utilizó el tema del hambre como uno de los elementos vitales en su "trópico de cáncer."
    también el hambre estuvo presente en "el conde de montecristo." cuando el padre del joven dantés se abandonó a la inanición.

    intenso.

    un beso

    ResponderEliminar
  2. Que no nos falte el pan, que no nos falten poemas...

    ResponderEliminar
  3. En mi familia tenemos el Don de predecir cosas. Justo esto mismo lo veo anunciado con temor...Sin embargo, esas predicciones no se cumplen según nuestros temores a rajatabla pero, de alguna manera se cumplen. Soy muy sensible a lo que dices y ojalá fantástico en lo que sucederá. No tengas miedo, estoy a tu lado...

    ResponderEliminar
  4. Hi Eva,
    very interesting reading, forcing one to think about.
    Greetings.

    ResponderEliminar
  5. Solo come al gato y buen provecho.

    Besos ;-)

    ResponderEliminar
  6. EXCELENTE JUEGO DE PENSAMIENTOS.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  7. si el hambre acucia, hasta el amor se resiente....
    ay, las predicciones y previsiones y provisiones, cuántas!!!


    besos

    ResponderEliminar