Perfil

Mi foto

Inevitables son aquellas cosas como suculentos son aquellos hechos que regeneraron dichas cosas.                              

Seguidores

Llaneza

Llaneza:


Claro y cálido como las aguas tibias con su simplicidad, así debería ser todo en cuanto a todo, pero todo es o está inverso y son aguas turbias, opacas como la mar, ondas y olas retorcidas hacen que toda la simplicidad sea algo vulgar y muy digno de ser rechazado ante mi desnuda ignorancia, al menos cuando procedo a no entender los actos fronterizos del ser. La muerte es escueta para mi ante semejante desastre. Simple.

EvaBSanZ 

Safe Creative #1105190402890




17 comentarios:

  1. En realidad la vida es simple. somos nosotros los que la hacemos complicada
    Besos Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso precisamente me refiero Juanjo.

      Besos querido amigo.

      Eliminar
  2. ¡Hola Eva! estaba contestando a uno de mis seguidores cuando ha aparecido la actualización de tu nuevo poema. Como siempre te digo, me encanta el atavío gótico de todo tu blog, lo gótico me fascina. Me gusta mucho mucho la blancura prístina de este rostro albo con esas ojeras malvas tan siniestras. El poema delicioso, impregnado de una tristeza profunda y negativa con esas aguas turbias y opacas como la mar. ERes muy descriptiva, me encanta eso. Un saludo. Ahora no publico muchos relatos, estoy con mis crónicas viajeras.

    ResponderEliminar
  3. A mi también me gusta lo gótico,y tu poema es muy intenso,un placer leerte Eva ^_^

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Tal vez haya que morir de alguna forma, para estar intensamente vivo?

    Aunque a veces soy barroco, en el fondo, me va lo escueto y simple.

    Un beso con labios fríos (helados, como la muerte)

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Eva, el objeto más bello es el que no existe.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Bonita pincelada a la muerte. Yo soy dichoso, y no quiero morir aún; pero soy más dichoso aún, sabiendo que he de morir, y con ello desaparecer para siempre: ¡Que tormento volver a vivir, una y otra vez...qué alivio saber que no arderé eternamente en el infierno, que no seré testigo de un aburrimiento eterno en el paraíso...! Eso sí, que llegue más tarde que pronto... quiero vivir para verlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Realmente Eva, la muerte es alg simple, porque simplemente es. Nosotros somos los que lo complicamos todo. Me gustaron tus palabras y tu forma de expresar ese sentimiento ante la vida y la muerte.

    Un abrazo desde mi mar.

    ResponderEliminar
  8. Ante tu desnuda ignorancia, entre aguas turbias y la simplicidad de lo vulgar , si me dieran a escoger nunca escogería a la muerte, por muchas que fueran las prendas ¡Siempre te escogería a ti!
    Y sí, que quede claro o al menos muy cálido.
    P.D.
    ...y que quede claro que la vida me hace feliz, porque se que tengo que morir EvaBSanZ
    Un montón de simplezas para ti.

    ResponderEliminar
  9. ALGUIEN ME DIJO: "LA MUERTE TAMBIÉN SE DEFIENDE LA VIDA". MUY REFLEXIVO TEMA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  10. al levantarse de la cama cuando un nuevo día se inicia, uno quisiera que su día sea tranquilo, sin tensiones ni sobresaltos; pero la situación en nuestra vida cambia segundo a segundo y todo se hace tan complejo que uno se siente indefenso ante los avatares del destino. la muerte es la que pone el punto final a todo eso.
    un beso.

    ResponderEliminar
  11. Tanta metafísica sobre la muerte, sólo hace que en su madeja de complejidad, no la hagamos familiar y llana, y nos llene de pavor. Simplemente se vive y se muere.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Eva! gracias por pasearte por mi "sala de arte" en Casa Sorolla... ahora estoy enfrascado en mis crónicas viajeras. Te invito, si te apetece, a visitarme en WWW.EL-REINO-DE-VERBANIA.BLOGSPOT.COM
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  13. Oh, esos actos fronterizos del ser...

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Eva! gracias a ti por tu visita a mi blog de viajes. Me alegro te haya gustado la crónica. Portugal, la parte que he visitado, tiene una hermosa belleza decadente y ornamental. Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Pues no me importaría se esa nada.
    Besos.Que por ser tan nada ha desaparecido

    ResponderEliminar
  16. Cierto que rodeamos nuestra vida de oleajes sin sentido , de oleadas turbulentas que matan la tibieza de toda llaneza , spultándola en enmarañada maleza.Bella reflexión poética.Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar