Perfil

Mi foto

Inevitables son aquellas cosas como suculentos son aquellos hechos que regeneraron dichas cosas.                              

Seguidores

Amigas inseparables



♫ ♬ ♪ Vídeo/Microrrelato Amigas inseparables »Dale-Play ▶

Amigas inseparables

Energía había quedado con Materia su amiga, en la cafetería al lado de la clínica donde trabajaba. Tenía algo importante que contarle sobre Alma y su prometido Cosmos. Después de saludarse ambas amigas y de pedir un café para tomar, Energía no reparo en pudor y empezó a contarle a Materia lo que había oído y visto sobre los dos.

– Fue hace dos días. Dijo Energía y prosiguió. -Alma acudió a la clínica porque había quedado con su hermana Ciencia para comer. Mientras Alma esperaba en la salida a su hermana, acudió Cosmos a saludarla, pero no fue un saludo cualquiera, fue algo más. Ambos se dieron un beso en la mejilla, aparentemente, pero lo cierto es que ambos se rozaron los labios disimulando ser un beso en la mejilla. Ninguno de los dos se dio cuenta de que yo les observaba desde el mostrador, mientras esperaba a Ciencia para cerrar la clínica. Cuando apareció, ambas nos dirigimos a la salida y justo en ese momento que traspasábamos la puerta, escuche decir a Cosmos entre risas  ‘’Un día estaremos juntos’’.

Materia cortó la conversación y muy enfadada le contestó: -¿¡Eso es todo, Energía!!? ¿Porque acusas así a nuestros amigos? ¿Y lo que es peor de todo a mi mejor amiga y a mi prometido?

Cosmos conoció a Materia en el instituto, desde entonces se hicieron inseparables, a primera vista se enamoraron, como cualquier adolescente a esa edad, pero el amor creció para los dos en su época de universidad donde Cosmos decidió pedirle matrimonio a Materia, a pesar de que se opuso desde un principio a ese acuerdo matrimonial Científico,  el padre de Materia, quien no tuvo más remedio que aceptar el enlace entre su hija y Cosmos, ya que éstos comunicaron su compromiso a sus familiares cuando tenían confirmada la fecha que Don Rectitud el párroco del pueblo les concedió.

Alma era su mejor amiga desde la infancia y desde entonces era su mayor confidente para todo. Por esa razón a Materia se le hacía difícil digerir la acusación que Energía hacia sobre su prometido Cosmos y su mejor amiga Alma. Aunque tampoco podía desconfiar de Energía, a quien conoció en la universidad y desdé entonces se hicieron grandes amigas. Materia consideraba a Energía una chica sensata, en más de una ocasión le había pedido algún favor, quien no dudo nunca en ofrecérselo. Pero a pesar de todo eso, Materia empezó a sufrir dudas y las dudas le provocaron mareo y fatiga, hasta se le descompuso el rostro, por lo que decidió salir de la cafetería y terminar con aquella conversación.

Se levantó del asiento y depositó unas monedas en la mesa para pagar el café. Se despidió de su amiga con un acento desagradable pero educado. A la salida de la cafetería empezó a encontrarse mejor, gracias a la respiración del aíre y no dudo en llamar a su hermana Conciencia por teléfono, para contarle lo que le acababa de suceder. Conciencia atendió la llamada de su hermana a quien aconsejo con juicio y cariño como siempre la trataba cuando ésta la necesitaba.

 – Recuerda hermanita. Dijo Conciencia. - Dentro de poco te casarás con Cosmos, tienes que ser prudente, debes de preguntarle pero nunca acusar un hecho que tú no sabes. - Quiero que me prometas que no vas a perder la cordura en ningún momento, y que no vas a cometer ninguna estupidez. - Recuerda que la boda es dentro de poco y si pierdes la calma se te hará muy difícil volver a confiar en Cosmos y hasta podrías tirarlo todo por la borda, perder a tu novio y a tu mejor amiga. -Prométeme que serás coherente en todo momento.

- Vale, te lo prometo. - Confía en mí, ya me conoces Conciencia, estas cosas me entristecen pero te prometo estar calmada cuando hable con los dos.

Cuando Materia termino de hablar con su hermana, llamó a Cosmos para quedar con él en su casa, pero Cosmos le dijo que no podría acudir hasta mañana. Que debía quedarse en el trabajo, que a última hora Filósofo su jefe le habló de una reunión muy importante a la que no podía faltar y era para esa misma tarde. 

- Dentro de pocos minutos. A puntuó Cosmos. - La reunión se alargará. Filósofo me ha dicho que el Señor Conocimiento acababa de llegar de Japón y el Señor Religión de Italia. A ninguno de los dos esperábamos hasta la semana próxima cuando teníamos la reunión prevista con Justicia, pero si están aquí me ha dicho Filósofo, es que quizás el motivo sea algo más, que importante. Tanto yo, como Energía y la supervisora Ciencia debemos asistir sin falta. – Te prometo que mañana a primera hora iré a verte. - ¡Te quiero!, pero ahora debo dejarte. Me esperan todos en la sala ya reunidos y no quiero preocupar a Filósofo. 

Después de la decepción a la respuesta de Cosmos, llamó a Alma y ésta le dijo que tardaría apenas media hora en acudir a su casa.
Cuando ambas amigas se encontraron.  Alma notó que algo le sucedía a Materia, por la expresión de su rostro, pálido y algo demacrado. Lo primero que hizo fue preguntarle si se encontraba bien de salud. A lo que Materia aprovechó para confesarle cuál era su mal desde que mantuvo una charla con Energía.

Alma se quedó estupefacta ante aquella declaración absurda y le juro a Materia que Energía mentía, que la única relación entre Cosmos y ella, era la amistad que desde el instituto habían mantenido. Por un momento Materia mejoró su rostro, e incluso presentaba algo de rojez por a ver malpensado entre su novio y su mejor amiga. Pero la rojez le duro pocos instantes, le volvió a cambiar el aspecto cuando Alma le dijo que tenía algo importante que contarle. - Si no lo hice antes fue porque temía por tu salud. Aclaró Alma. Sabía que en ocasiones su amiga era muy sensible ante cualquier hecho.

-¿Recuerdas el año pasado cuando Cosmos te prometió aquellas vacaciones que según él por culpa de su trabajo no cumplió?

– Sí. Asintió Materia.

Pues Cosmos, te mintió. Cuando vi lo triste que te habías quedado llegué a casa y llamé por teléfono a mi hermana Ciencia, a su trabajo. Le pedí el favor a lo posible para que Cosmos tuviese esas vacaciones. Mi hermana me dijo que Cosmos le había solicitado las vacaciones hacia una semana, que coincidía con la misma fecha que Energía. Tu amiga, esa amiga en la que últimamente tanto confías y a la que gracias a ti ahora trabaja en la misma empresa que Cosmos.

- Nunca llego a caerme del todo bien esa chica... - Lo siento Materia, en algún momento debía decirlo a pesar de que sé que tú la aprecias.
- Y hay algo más que deberías saber y de nuevo perdóname si antes no te lo he querido contar. Mi hermana Ciencia siguió confesándome ese mismo día, que en más de una ocasión vio a Cosmos y a Energía tan cercanos como si se tratase de una pareja de enamorados.

Cuando Alma declaró aquel hecho abrazo a su amiga. - Puedes odiarme si quieres Materia, pero no fui capaz de contarte nada, porque quizás te hubiese dañado más saber la verdad que la ignorancia.

EvaBSanZ

Safe Creative #1105190402890




16 comentarios:

  1. Nunca es bueno vivir de la ignorancia.
    Original y peculiar relato...¡¡¡Sublime!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta porque es distinto y descubre una nueva faceta de ti
    ¡Bravo! ya estoy empezando a pensar :¿Como cantará Eva?.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Uf.. Tremendo relato .. la falsedad y la maldad pululan siempre a nuestro alrededor.. Seguir lo que el corazón te dicta es siempre la mejor opción.. y por supuesto .. mejor saber que ignorar ...

    Un dulce abrazo

    ResponderEliminar
  4. !Hola,Eva!

    Cuando deseas algo el universo conspira para que lo realices
    Paulo coelho.

    Un magnifico relato.Muchos besitos,Eva.

    ResponderEliminar
  5. al final, nateria, de tanto pensar, se va a quedar con la intriga de saber quién dice la verdad.
    el final es abierto y puede tener distintas versiones.
    un beso.

    ResponderEliminar
  6. Interesantes personajes, a mí en lo particular me llaman mucho la atención. El Cosmos, la materia, el alma, la conciencia. Todo está irremediablemente entrelazado, a pesar de ser un texto que se emabraca en lo cotidiano, encierra en el fondo un aire muy espiritual y filosósfico. Concluyo mi comentario con un microrrelato (nanorelato) que escribí hace unos meses, "Big Bang" : -Sonríe, el flash viene súbito.

    Besos y gracias por darte una vuelta por mi blog, El Trillo, que puedes considerar tu casa. Espero verte nuevamente.

    Besos otra vez.

    ResponderEliminar
  7. Este es un relato que hay que leer con calma y dandole su tiempo porque esta lleno de simbologias que hay que interpretar
    A mi me ha encantado y refleja tu alma de filosofa
    Besazos Evita

    ResponderEliminar
  8. Y ese es el des-orden del mundo...

    ResponderEliminar
  9. Me encanta este retomado y encontrado estilo, Eva. MB

    ResponderEliminar
  10. Olá, Eva! Um conto muito original que eu penso que entendi bem!
    Bjos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Eva¡ querida amiga de letras...
    Me gusto tu relato;
    La fragilidad y delicadeza con la que encierras cada palabra, los nombres tan sublimes que tienen sus personajes, y los hechos, que no son lo que parece, y acaban de ser, contrarios a lo que se sospechaban.
    Definitivamente una historia de suspenso e intriga, lo que nos deja al final a reflexionar.
    Una joya :)
    Te deseo una excelente semana
    Te mando abrazos y mis mejores desos.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por visitar mi blog y seguirme, te correspondo y me quedo por aquí, volveré. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Bela história...Espectacular....
    Cumprimentos

    ResponderEliminar
  14. Tu cuento, una gráfica expresión del alma humana, El comportamiento uiano es muy voltairo y voluble. UN abrazo.

    ResponderEliminar