Perfil

Mi foto

Inevitables son aquellas cosas como suculentos son aquellos hechos que regeneraron dichas cosas.                              

Seguidores

Hijo de la oscuridad


Hijo de la oscuridad:


Apenas empezó el crepúsculo de la noche cuando las calles amanecían sin gente, desnudas. El sonido del viento era infernal, la soledad se respiraba en las calles, el olor era a muerte y mis pasos eran sonoros ecos de un desierto. Nada había cambiado,a lo lejos había alguien esperándome, pero ¿Quien era? El sueño volvía de la misma forma en mi mente todo retornaba una y otra vez, calles desiertas de una ciudad desconocida y él en mitad de esa soledad esperándome.

Las calles se estrechaban, siempre lo hacían, las farolas se apagaban a mi paso, dejando la ciudad en plena oscuridad, mi corazón latía con la extrema densidad del mismo éxtasis, aterrorizado, como siempre, pero esta vez algo sentía dentro de mí, una necesidad tal vez de saber quien era él hizo que en el sueño superara aquel miedo y caminé hasta llegar a ponerme a su altura, entonces la ciudad empezó a voltearnos a los dos, igual que un tiovivo, pero seguí sin poder ver quien era, su rostro quedaba en la oscuridad.

Con la voz firme y cálida, me susurro ‘’No temas’’ deslizando por mi rostro las yemas de sus dedos, rozando sus labios apenas los míos. Sentí que mi corazón empezaba a tomar calidez, a dejar de sentir miedo y empecé a sentirme segura, a tener la sensación de estar protegida. 

En cuanto su voz rozo mis labios la ciudad dejo de dar vueltas, las farolas empezaban una a una a prender luz a las calles, sabía que pronto vería su rostro, en cuanto la farola que presidía nuestros cuerpos diera su luz, pero poco antes de que ocurriera semejante encuentro, él resbalo su mano por mi cara, cegando mis ojos. Le dije ‘’Quiero verte’’. Aparto su mano de mi cara y pude ver sus ojos negros, observándome, su mirada era penetrante. 

Le reconocí, sabía quien era él y empecé a recordar los otros sueños que viví con la misma intensidad. Nada había cambiado, era consciente de lo que iba a suceder, ni tan siquiera la ciudad era distinta. Estábamos en la ciudad de los muertos, las calles eran las del cementerio, las farolas tan solo velas adornado alguna tumba y el olor a muerte que percibía en el aíre, eran las flores secas que el viento mezclaba con las flores frescas y el incienso.

EvaBSanZ
Safe Creative #1105190402890






28 comentarios:

  1. Un extraordinario cuento terrorifico con un final impasctante y que permite un gran numero de interpretaciones
    Enhorabuena Eva
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  2. ME ENCANTA MUCHO ESE DISIMULO DE PERVERSIDAD PASIONAL.
    BESOS

    ResponderEliminar
  3. Eres extraordinaria, Eva. Me encantaría sentir como tú sientes.

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuanto has tardado en volver querida vampiresa! espero que que tus incisivos marque mi cuello.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Una prosa interesante, con mística y misterio. La muerte siempre ronda y se cuela en los sueños enamorándonos a veces.
    Te dejo un beso Eva

    ResponderEliminar
  6. Me ha mantenido intrigada hasta el final, un final inesperado y escondido tras un velo de romanticismo gótico.
    Me ha gustado mucho, Eva ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  7. Esos misterios que encierran una profundidad pasional, siendo origen de sueños que, al descifrarlos, se convierten en sensaciones indifinibles.
    Precioso Texto.
    Un abrazo y besos.

    ResponderEliminar
  8. Un gran relato, donde, a medida que las luces se querían encenderse, sentía que vería el rostro frente a mí.
    Me gustó mucho, un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. me ha gustado mucho tu relato gótico donde predominan la intensidad de los sentidos. besos.

    ResponderEliminar
  10. sos un vicio para tus lectores,impecable como siempre
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Estupendas siempre, las cosas que nos traes...

    Saludos y buen domingo.

    ResponderEliminar
  12. Una bella búsqueda... un oscuro encuentro... sin retorno. Maravilloso Eva. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Muy buen relato con un final inesperado y extraordinario. ¡Felicitaciones! Me encantó el blog. Saludos cordiales de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa María- Córdoba.

    ResponderEliminar
  14. Romántica y gótica historia! Me encanta sobre todo el final! Ha sido una pasada!

    Que pases un feliz día :D

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué tenebroso relato! Me hubiera gustado un poco más de acción, algo así que esa cosa con apariencia humana debió tocas sus senos y cuando menos lo esperaba y en cuestión de segundos, tener su corazón caliente latiendo con fuerza. Buena historia para Halloween.

    ResponderEliminar
  16. Me gusto mucho este relato realmente me encanta tu forma de crearlos quisiera sentir eso yo tambien.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho tu relato. Me había acostumbrado a leer tus poesias y me he encontrado con esta sorpresa. Un relato muy intenso y oscuro. De nuevo, me has encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. ainsss muchacha, que bien escribes. Un besazo.

    ResponderEliminar
  19. Sugestivo y realista a la vez, una combinación perfecta para lograr el perfil gótico del relato.

    Besos ;-)

    ResponderEliminar
  20. Guau!!.. Que relato!!.. Que mente pensadora y sublime..

    Un beso para ti Eva!

    ResponderEliminar
  21. Un relato para un día como el de hoy. Otoñal, cálido y nublado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. tu prosa tiene todo el esplendor de la oscuridad

    ResponderEliminar
  23. Hola Eva, vengo a través del blog de Tamara que te recomienda, aunque creo que ya te he visto también en le blog de mi paisanete Dany, me ha gustado lo que veo en tu blog y si me lo permites me quedo entre todos tus seguidores, gracias.
    Muy bueno el relato.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Consigues que encuentre ese gusto de la belleza en cada destello de oscuridad.
    Es un placer, regresar y seguir disfrutando de tu intensidad.
    Un gran beso.

    ResponderEliminar
  25. Los muertos de los sueños son los vivos de la vida real.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  26. "Podía percibir su calor, su altura........." Ay me haces recordar un Soneto de oscuridad local y hundido, Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Pasaba por aqui y me ha gustado, relato muy bien escrito y terrorifico.

    Saludos.
    m.i.

    ResponderEliminar