Perfil

Mi foto

Inevitables son aquellas cosas como suculentos son aquellos hechos que regeneraron dichas cosas.                              

Seguidores

Cauta divinidad


Cauta divinidad:

Dude, por un momento dude de todo y me tope con las sombras de frente.
Sombras malditas del pasado y malévolas del presente.
Ante un pensamiento del cual agotado casi se rinde por torpe e incauto.
Recordé entonces que de niña, nada temía.

 ¿Y por qué ahora no lo hacia?

 La razón respondió: 
No había abismos de los cuales temer
y de por cada roca que impedía mi paso
saltaba como un caballo galopante y caminaba.

La ideología de librar mi lamento, reforzó mi mente.
Alzándome de valor con la intención de sobrevivir
cogí la espada que guardo en el interior de mi pecho
y con la ira de un huracán luche, 
hasta ganar la batalla a las sombras.

Unas huyeron, quizás resguardándose para volver algún día
pero otras yacieron reforzando mi interior,
  liberando mi alma de aquella pesadilla implorante.

Jure, en aquel momento lo hice,
jure luchar si volvían con el valor de la niña que no temía.
Anduve entre la sombras como guerrera con un justo juicio y cuerdo ante ellas.

Si alguna vez quieren volver, que vuelvan las sombras.
 Las malditas del pasado y las malévolas del presente.
Porque ahora sé de ante mano, quien soy.
En mi pecho tengo la espada que recobra mi alma
y en mi mente la consciencia. El escudo ante la batalla.

EvaBSanZ
Safe Creative #1105190402890

12 comentarios:

  1. Precioso Eva, y me ha enseñado que también tengo una espada en mi pecho para luchar contra las sombras, y sigo guardando en mi interior a una niña que no temía a nada, qué pena que con el tiempo me haya vuelto tan miedosa, pero como tú me has mostrado, todo eso sigue estando en mi interior, cuando vuelvan las sombras me acordaré de ti, guerrera, y sacaré mi espada.

    Besos y un fuerte abrazo desde mi mar,

    ResponderEliminar
  2. Tus sugerencias embriagan el sentido, Eva. espero que el amor no me mate y/o que nisiquiera me lastime, pero nada tandulce y tan sentido como lo que aportan tus poemas a ese modo de verlo. El tormento de vivir sin reconocerse es comparable con el placer que debe o pudiera producir el reencuentro.
    Feliz Luna, amiga Eva y ojo con los petardos, los fuegos y la banyá.

    ResponderEliminar
  3. Inocencia y Fortaleza de niña. Sombras y miedos de mujer.
    Preciosa Composición que transmiten un montón de sensaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. QUÉ BELLA DETERMINACIÓN INTERIOR!!!
    BESOS

    ResponderEliminar
  5. Bien Eva,me encanta esa actitud.Esa es la eva a la que quiero ver
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  6. ¡¡¡Gracias!!! Por estar siempre ahí.
    ¡¡¡Gracias!!! Por acompañarme en estos momentos duros y dificiles.
    Eres una gran Persona y un Orgullo de Amistad para mi. Es un Placer contar con tu cercanía dentro de este Mundo Virtual que se supone lejano...y no lo es.
    ¡¡¡Gracias!!! Una vez más por tu implicación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Creo que esas sombras no se van, no se despejan...

    ResponderEliminar
  8. sí, todos tenemos pesadas anclas tanto en nuestro pasado como en nuestro presente de las que tenemos que deshacernos para poder avanzar y salir adelante. un beso.

    ResponderEliminar
  9. La experiencia hace que no tengamos el coraje de cuando niños, pero sí, conservamos esa fuerza de la lucha, esa luz que auyentará las sombras.
    Gran entrada Eva, llena de coraje.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Esa guerrera que esta dentro, es la que apartara cualquier sombra que se quiera imponer, no esta mal que estén, simplemente es la sombra de las luces. Solo, no hay que dejar que se apoderen.

    Un abrazo Vampi.

    ResponderEliminar
  11. Y si acaso no llegara tu escudo y tu espada , llámame!!
    Ymis conjuros harán el milagro.
    Besos

    ResponderEliminar